Marisol

El árbol es vigoroso, tiene buen desarrollo y presenta cierta espinosidad que desaparece con el tiempo.

El fruto es de buen tamaño y la pulpa tierna y fundente, con elevado contenido en zumo ligeramente acídulo. Sin semillas.

Las características de esta variedad son semejantes a las de la clementina Oroval de la que fundamentalmente se diferencia en que la madurez del fruto tiene lugar unas dos semanas antes.